EMPRESA
 
Pro-Orgánico

Historia

En 1994, adquirimos una huerta de naranjas localizada en la región citrícola de Nuevo León. Convencidos de la importancia de buscar alternativas de agricultura sustentable para ofrecer a nuestra familia una alimentación más sana y saludable, trabajamos 10 años en el proyecto. En ese lapso, disfrutamos de nuestros cultivos de hortalizas y la cosecha de fruta, que compartimos con familiares y amigos.

En esta actividad, descubrimos las necesidades de los campesinos y sus comunidades y la realidad que vive el campo mexicano, donde cada vez más familias emigran a las grandes ciudades o al extranjero en busca de mejores condiciones de vida. Esto nos llevó a incursionar en el mercado formal de los alimentos orgánicos, como alternativa para ofrecer un bienestar a los campesinos, a su medio ambiente y al las personas, que conscientes de los daños de la contaminación, buscan mejorar su estilo de vida.

Pro-Orgánico, empieza formalmente sus operaciones al obtener en 2003 la certificación orgánica con OTCO. Eventualmente incursionamos en la producción agrícola comercial durante más de 10 años y ahora esos campos se dedican a la producción de maíz.

Misión
  • Producir y comercializar exclusivamente productos orgánicos certificados
  • Ofrecer a los consumidores productos de la más alta calidad, sanos, nutritivos y variados
  • Ser una empresa de calidad, rentable y sostenible con una visión social y humanizadora
  • Buscar el equilibrio entre el precio final y el justo retorno al productor
  • Impulsar el desarrollo de las comunidades rurales enfatizando en la educación, la autosuficiencia, la diversidad ecológica y la sustentabilidad
  • Promover una manera más humana de vida proporcionando empleo de calidad, cooperación, educación y crecimiento
  • Practicar y difundir el cuidado del ambiente en todos los aspectos de la producción, manejo y mercadeo
  • Promover el respeto por la dignidad e interdependencia de seres humanos, animales, plantas, tierra y la vida en general

Visión

Pro-Orgánico tiene la visión de convertirse en una empresa modelo en la producción de alimentos de la más alta calidad y al mismo tiempo, ser un factor de humanización del medio en que se desarrolla. Esto lo pretendemos alcanzar mediante un trabajo sistemático y participativo, basado en una relación personal tal, que se estimule la confianza, el apoyo mutuo y el desarrollo de las capacidades y potencialidades de cada individuo a nuestro alrededor.

Política de Calidad

La calidad es el medio escogido por Pro Orgánico para participar en el mercado nacional e internacional de alimentos orgánicos. Entendemos la calidad como: inocuidad, vida de anaquel, sabor, presentación, entregas completas y puntuales. Estamos convencidos que la calidad sólo la puede producir personal capacitado y motivado, por eso, invertimos en capacitación y promovemos un ambiente de trabajo que ayude al desarrollo de todo el personal.

Filosofía

Pro-Orgánico nace como una empresa con una visión humanista. Trabajamos a favor del ser humano. Nos interesan las personas.

Para nosotros la producción de alimentos orgánicos tiene todo su sentido cuando ésta se entiende como un medio para beneficiar a los consumidores, ofreciendo alimentos de alta calidad, que no les hagan daño de ninguna forma. También cuidamos que nuestro trabajo provoque la mejora permanente de los campos de cultivo y del medio ambiente en general. Trabajamos a favor del ser humano de hoy y de los que vendrán.

Además del creciente número de consumidores conscientes de su salud, calidad de sus alimentos y del medio ambiente, hay mucha gente involucrada en la producción y distribución de alimentos orgánicos. Nuestra motivación y energía empresarial está basada en balancear el crecimiento y desarrollo de todas estas personas, con los fines lucrativos. Estamos convencidos que el humanismo no está en antagonismo con la empresa rentable. Por el contrario, es una ventaja competitiva.

En la producción de alimentos orgánicos, nadie debe perder. Éste es un ejemplo de una actividad económica profesional donde no se requiere hacer excepciones a la ética y que puede ser rentable aportando importantes beneficios para todos los involucrados:
  • El consumidor obtiene alimentos de alta calidad que no solo evitan los riesgos de consumir residuos de agroquímicos y hormonas, que pueden tener efectos nocivos para su salud, sino que, como se ha comprobado en múltiples casos, al consumirlos reestablecen las capacidades inmunológicas y balances naturales a su cuerpo.
  • Por estos beneficios, el consumidor paga un sobreprecio que redunda en beneficio directo de los productores en el campo, sector tradicionalmente relegado a ingresos de mínima subsistencia. La agricultura orgánica está asociada más con los pequeños productores que con los conglomerados. Como dijo Anna Lappé: "Cada vez que gastas tu dinero, estás emitiendo un voto por la clase mundo que quieres".
  • Otro significativo aspecto en que se beneficia a los personas del campo es evitarles el contacto con productos nocivos para su salud. Está plenamente documentado que los trabajadores que son expuestos a los herbicidas tienen un riesgo varias veces mayor de contraer cáncer que grupos que tienen otra actividad. Muchos de los pesticidas que hoy se utilizan en países subdesarrollados, están prohibidos en las naciones que los producen.
  • La agricultura orgánica favorece el medio ambiente porque evita el uso de fertilizantes sintéticos que puede contaminar nuestros lagos, ríos y mantos acuíferos. Los efectos ambientales de esta contaminación incluyen la muerte de animales marinos y la propagación de nitratos en el agua de consumo. Los productores orgánicos continuamente agregamos materia orgánica a los campos mediante el uso de abonos verdes y compostas, lo que resulta en menos erosión de la tierra, el uso más eficiente del agua y tierras más fértiles. Se conservan los recursos naturales porque en lugar de usar fertilizantes a base de petróleo que es un recurso no renovable, reciclamos materias naturales volviendo la tierra más fértil. En la agricultura orgánica incluso se regula estrictamente que el uso de materiales orgánicos cumpla con estándares de inocuidad, por ejemplo prohibiendo el uso directo de estiércoles y aguas negras.
  • Pero el sector que recibe el mayor beneficio y que por ahora no tiene ingerencia en lo que sucede son las generaciones futuras. Nuestros productos los elaboramos teniendo en mente el beneficio de quienes nos importan más: nuestros hijos y sus descendientes. Materializamos una esperanza de mayor calidad de vida porque cuidamos sus alimentos, el aire que respiran, el agua que beberán y los recursos naturales que les heredaremos. Al consumir alimentos orgánicos usted hace este mundo mejor para su familia y las siguientes generaciones.

Premios y Reconocimientos

Hemos sido distinguidos por nuestros clientes con premios nacionales a la calidad de nuestros productos y nuestro servicio:

Socio Estratégico HEB
HEB México nos ha distinguido como Socio Estratégico en 2005, por contribuir consistentemente en ventas, rentabilidad y nivel de servicio.

Mejor Proveedor Walmart
Walmart México nos ha reconocido como Mejor Proveedor en Desarrollo durante 2006.

Buenas Prácticas Agrícolas
SAGARPA y SENASICA otorgaron el reconocimiento de Buenas Prácticas de Manufactura al Rancho El Escape.

Oregon Tilth Grower of the Year 2008
Recibimos el premio de Oregon Tilth al Agricultor del Año en 2008, por nuestro compromiso con la agricultura orgánica.

Expansión
La revista Expansión eligió a Pro-Orgánico entre los 10 emprendedores del año, en el 2008.

 
Ubica la tienda Prueba las recetas ¿Qué son los orgánicos?